Ubicación del nuevo puente Chaco – Corrientes

El segundo puente entre las provincias del Chaco y Corrientes finalmente parece encaminado a convertirse en realidad, de acuerdo a Carlos Vignolo coordinador del Plan Belgrano la licitación se llevará a cabo en agosto.

Lo que sabemos es que el puente se ubicará al sur del actual, uniendo las localidades de Puerto Vilelas con Riachuelo, ambas localidades satélite de Resistencia y Corrientes, y se apoyará en parte sobre la isla de la Palometa. Los accesos desde las rutas nacionales 11 y 12 (en Chaco y Corrientes respectivamente) se diseñarán de tal modo que desvíen el tránsito de las ciudades, hoy los vehículos que desean cruzar de una provincia a la otra lo deben atravesar varios kilómetros de avenidas urbanas en Corrientes. Mientras que el puente Belgrano tiene 1 carril por mano sin separación central el nuevo tendrá 2 carriles por mano, algo fundamental dado el grado de congestión del actual, y sobre todo los importantes atascos que se producen ante choques o detenciones de vehículos. La alternativa ferrovial quedó descartada, el puente será exclusivamente automotor. Sin embargo la gran incógnita responde a cuál será la traza exacta del puente y sus accesos, el cual fue acordado en marzo de 2018.

En el informe del Plan de Ordenamiento Territorial se publicó un mapa que muestra con bastante precisión una alternativa para el acceso al segundo puente desde el lado chaqueño (páginas 130 y 131). La ubicación elegida es 8 km al sur del acual, desviando el Gran Resistencia y Gran Corrientes por el Sur. Del lado chaqueño la vinculación entre RN11 y el puente sería completamente al sur de la urbanización, zona difícil de ocupar por ser terrenos bajos sometidos a inundaciones por las crecientes del río Paraná. En Corrientes atravesará el aglomerado urbano aprovechando el espacio libre de edificaciones que deja el valle de inundación del río Riachuelo hasta llegar a la RN12.

De acuerdo al último informe el acceso estará 5 km al Sur de Soberanía/Malvinas, mientras que el trabajo anterior estaba situado 6 km al Sur. En el mapa se muestra el tramo a 5 km, y en rosa el tramo a 6 km. El Plan de Ordenamiento Territorial toma como fuente una presentación de Szymula en julio de 2017 como representante del Plan Belgrano, dentro de una serie de charlas para el Planeamiento Urbano Ambiental de nuestra ciudad. Así que lo que vemos son 2 mapas, en la 130 un mapa más bien esquemático donde se ven alternativas para todo el manejo de la zona, y en la 131 uno evidentemente sacada de otro documento, con gran precisión de chacras, líneas de escurrimiento y otros detalles que no se pueden apreciar por estar en menor detalle que el original.

Ver pantalla completa

La cabecera del puente está apenas 500 metros al Sur de la desembocadura del riacho Barranqueras, desde donde cruza para apoyarse en el sector norte de la Isla de la Palometa. Esta isla está apenas tapada en el sector norte por la Isla Noguera, que es perfectamente visible desde el puente General Belgrano. Mientras que el rumbo del Puente Belgrano es NO-SE (como la avenida 9 de Julio de Resistencia) la traza nueva es prácticamente O-E. Entre el cauce principal del Paraná y el último barrio consolidado de Vilelas hay 3 km, no obstante el camino costero que sale desde los silos de la Ex Cargill se encuentra poblado sobre todo en su margen Sur llegando casi continuado hasta la cabecera del proyectado puente. Es de esperarse que este tramo sea uno de las que se desarrolle con mayor celeridad, ya que apenas 4 km de tierra separarían el final del pavimento de la Avenida San Martín de Puerto Vilelas del acceso al nuevo puente. De hecho sería esperable que este o algún otro camino acerquen el nuevo puente a Puerto Vilelas, potenciando el perfil de zona logística a Vilelas y Barranqueras, con un tránsito formado en gran parte por camiones de carga que ya no necesitarían ingresar a Resistencia vía las avenidas Malvinas y Soberanía Nacional.

El camino seguiría con sentido oeste-este cortando toda la zona de bajos, pasaría por la Colonia El Palmar, y cerca de la Planta de Depuración de Líquidos Cloacales tomaría rumbo SO-NE volviéndose paralela a la avenida Soberanía Nacional, para finalmente encontrarse con la RN11 6 km exactos al Sur de la Avenida Malvinas Argentinas (prolongación de la avenida Soberanía Nacional desde Alberdi hacia RN11).

Este punto de conexión entre la autovía hacia el nuevo puente con la RN11 se convertiría en un nuevo punto neurálgico, ya que a juzgar por una línea que desde RN11 se extiende hacia el NO (en dirección a Fontana) desde aquí debería salir la varias veces proyectada circunvalación de la RN11 que evitaría que el tráfico pasante se encuentre con tránsito urbano de Resistencia y Fontana. Dicha conexión está tan al Sur que habría que recorrer 2,5 kilómetros hasta encontrar la primera urbanización, que corresponde al barrio 17 de Julio; este se encuentra casi adyacente a la vieja traza de la RN11 que hoy funciona como prolongación de la Avenida Mac Lean por 2 km de zona rural. Si la traza está a 5 km de la avenida Malvinas habría que recorrer 1,5 km para llegar hasta el barrio. Aunque hay algunas edificaciones entre dicho barrio y el nuevo vínculo son edificaciones aisladas, recién desde este punto encontramos una urbanización algo consolidada, con la presencia de la planta de Amarilla Gas, una textil, la planta de López Hnos., y el cementerio Parque Jazmín. Sin embargo la última estribación de urbanización continua es a 4 km del nodo o a 2 km de la Avenida Malvinas, donde la calle Charata y el canal 16 forman en límite virtual a la expansión urbana en la zona sur. Es de esperar no obstante un impulso al desarrollo de esta zona, formándose una urbanización lineal sobre toda la RN11.

Otro aspecto que modificará nuestra ciudad con impactos difíciles de prever es la construcción de la Avenida Alberdi como un nuevo Acceso Sur desde la autovía hacia el Puente que llegará directo a la Plaza 25 de Mayo. Cabe destacar una curva de amplio giro que iniciaría 3 km al sur de la Avenida Soberanía, y se reencontraría con su sentido original 2 km después, tras haber tocado la avenida Hernandarias a mitad de la curva. Aparentemente la razón de este desvío sería evitar una zona de vegetación boscosa que se proyecta en el mismo plano como un nuevo parque de grandes dimensiones, más de 3 veces superior al Parque Caraguatá que tiene 100 hectáreas.

La curva del acceso al puente sería a medio camino entre las prolongaciones de avenidas Arribálzaga y España, siendo la zona que más llama mi atención ya que de seguir un camino recto atrevesaría lo que se ve desde la vista de satélite como una laguna de grandes dimensiones en el extremo sur.

La zona de la Colonia El Palmar ubicada en la prolongación de la Avenida Nicolás Rojas Acosta y la RP69 será otra gran favorecida, hoy zona marginal a 3,5 km de camino de tierra hasta llegar a Soberanía tendrá una nueva autovía que potenciará y elevará sustancialmente el valor de estos terrenos, donde coexisten grandes bañados con zonas boscosas.

La nota periodística donde se informa la elección de la traza definitiva también comenta que desde el mismo enlace con la RN11 saldrá la circunvalación que evitará el trayectdo urbano de la RN11. Bordeará el aeropuerto y cruzará la RN16 a la altura del Parque Industrial (estimo que será en el mismo límite del Parque o a lo sumo 300 metros antes, para evitar expropiaciones más costosas). Luego irá por detrás del autódromo para finalmente encontrarse con la RN11 a la altura del viejo acceso a Colonia Benítez, o sea, 2,5 km después del acceso al Autódromo.

En Corrientes por su lado, según esta nota el acceso bordeará el barrio Esperanza por el Norte y al cruzarse con la RN12 se ejecutará un desvío que cruzará primero la RP5 (la que conecta Corrientes con San Luis del Palmar) y luego la RP9 que une San Luis con Paso de la Patria.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *