Esperando esperándote, la historia de la autovía de RN11

Quienes tienen la poca suerte de tener que circular por la RN11 entre Malvinas Argentinas y Alvear saben bien el suplicio de la exasperante lentitud de la construcción de esta autovía. El proyecto completo iba desde el canal 16 (2 km antes de la avenida Malvinas) hasta el acceso al autódromo Yaco Guarnieri, unos 9,5 km que abarcan casi la totalidad de la zona urbanizada de la RN11; pero el sector donde se vio la mayoría de las obras y donde se afectó la circulación del tráfico son los 2 kilómetros mencionados entre Malvinas y Alvear, sí, 2 kilómetros. La obra arrancó -atentos- en 2007, hoy 11 años después sigue siendo un gran desorden con muy pocos tramos habilitados, marchas y contramarchas en los proyectos, un recorte en el alcance, una circunvalación que quitaría importancia a la conflictuada autovía y cruces entre DNV y DPV por los distintos problemas encarados.

Mapa con la zona afectada, en el artículo se explican los distintos colores. Acercá y desplazate en el mapa para apreciar mejor cada tramo individualmente.

Ver pantalla completa

En junio de 2007 mientras Kirchner era presidente se anunció la concreción de una mega-obra, que demoraría 24 meses (ya vamos unos 250 meses de obra), e incluía puentes a nivel en los cruces con la avenida Malvinas, el acceso al aeropuerto (avenida Marconi), avenida Alvear, avenida 25 de Mayo, la ampliación del actual viaducto sobre el FFCC Belgrano y 3 nuevos puentes (sí, 3, no entiendo para qué) sobre el río Negro. Además incluía colectoras a ambos lados en toda la extensión. La primer obra que se habilitó allá por 2011 es la colectora Este entre Malvinas y Alvear, unos 2 kilómetros (en el mapa en rojo). Mientras tanto se veían esfuerzos en algunas obras de alcantarilla y relleno de lo que sería la traza duplicada (en el mapa se pueden ver con color naranja los tramos donde se hizo nivelado pero no la nueva calzada). Así pasaron los 8 años de Cristina en el Ejecutivo Nacional y Capitanich en el Provincial.

Recorrido virtual en fotos:

Cuando ganó Macri las elecciones el exasperante ritmo de la obra sumó polémicas y noticias varias. En lo que refiere a la obra en sí se trabajó sobre la calzada principal a la altura del aeropuerto, un tramo de 400 metros habilitado a mediados de 2016 que hoy en día es la única parte donde se puede circular por carriles diferenciados (en el mapa en verde). También se avanzó con la colectora Oeste (avenida Israel) entre la calle Río Guaycurú y la avenida Alvear, cabe aclarar que el tramo entre río Guaycurú y la avenida Malvinas tenía pavimento mucho antes de iniciar la obra.

Tramo de tierra separado del tramo original, a la derecha el hormigonado listo en la nueva calzada

En abril de 2016 la empresa Sucesores de Adelmo Biancalani que había resultado ganadora de la obra fue allanada y sus operaciones quedaron suspendidas. La empresa antiguamente propiedad del ex senador Fabio Biancalani, había sido vendida a Austral Construcciones, pasando a formar parte del grupo empresarial de Lázaro Báez luego cuestionado por desvío de los fondos destinados a obras. Así las cosas en algún momento el contrato se rescindió y se hizo cargo de él la empresa Decavial -también de Resistencia- como lo anuncia en su propia página web bajo la supervisión de la Dirección de Vialidad Provincial. La obra fue motivo de chisporroteos entre la Dirección Nacional de Vialidad, quien bajo la conducción regional de Bonfanti atribuyó las demoras a una mala gestión de la Dirección de Vialidad Provincial, en un esquema de delegación que era muy común en la gestión de CFK y que la actual conducción de Vialidad Nacional ha eliminado. No obstante la amenaza de cambio de jurisdicción no fue concretada.

Único tramo donde ambas calzadas están habilitadas. A la derecha se observan las máquinas trabajando en lo que completaría el acceso al aeropuerto ubicado en la imagen a la izquierda.

Lo que sí hubo fue un recorte del alcance inicial. Los cruces de alto nivel en Malvinas, el aeropuerto, avenida Alvear y el Triángulo fueron eliminados (en el mapa como íconos blancos), aunque a decir verdad nunca se vio nada ni remotamente parecido a cruces alto nivel en estas posiciones; no hay precisiones del viaducto sobre el FFCC Belgrano (en el mapa como un ícono con fondo naranja) aunque es de esperarse que se mantenga, sobre todo por obras de rellenado que hay en ambos extremos del viaducto. Los inexplicables 3 puentes del río Negro se redujeron a uno solo (en el mapa como un ícono con fondo naranja) y una ampliación del existente para que circulen motos y bicicletas. Y finalmente se quitaron las secciones entre el canal 16 y la avenida Malvinas (líneas punteadas amarillas en el mapa), y entre el cruce con RN16 y el aeropuerto (líneas punteadas naranja), lo que supone 4,5 kilómetros menos o un 45% del total de la longitud, aunque es cierto que en el presupuesto deben tener un alcance menor al ser sectores sin cruces viales complejos. En la nota publicada en 2007 hablaba de un proyecto completo con sus estudios correspondientes, Bonfanti habla sobre la carencia de estos estudios, aunque no se entiende si es por el cambio en el alcance o por fallas en el original. También critica la falta de proyecto para el cruce con RN16 en la obra original, que a su juicio solo puede resolverse con un paso sobre nivel por la gran cantidad de tránsito. De todos modos DNV no habló en ningún momento sobre un nuevo viaducto. Al respecto dos anécdotas: los resistencianos ya tuvimos que esperar 4 años para que terminen el único viaducto no ferroviario que tenemos, situado en el cruce de RN16 y avenida Sarmiento; además la autovía de RN16 nunca se terminó realmente, puesto que las conexiones de las colectoras con el final de la autovía (es decir, con la RN11) quedaron como está desde que se inauguró la obra, es decir, de tierra.

A la derecha un acceso desde colectora recientemente construido, a la izquierda calzada nueva sin usar. En los monoblocks de la izquierda está la zona de obras de la colectora.

Qué vemos hoy, julio de 2018. El trabajo de alcantarillado fue ya finalizado, obras realmente importantes de ductos subterráneos en el cruce con Malvinas Argentinas y entre la avenida 25 de Mayo y el río Negro; quien circula al Sur de Malvinas podrá notar trabajos de desagües pero que forman parte de una nueva obra para desviar los líquidos a través del canal 16. El sector entre 25 de Mayo y el río Negro llevó un muy importante relleno ya que entre el terraplén de la traza existente, las edificaciones colindantes y los caminos para acceder a esas edificaciones con la RN11 se formaban embalses con profundidad considerable. La duplicación de la vía está casi completamente hormigonada entre las avenidas Malvinas y Alvear (incluyendo los 500 metros ya habilitados), pero con distintas dificultades en los empalmes con colectoras y con los accesos de las mencionadas avenidas; la circulación aquí alterna en general entre las calzadas vieja y nueva de acuerdo al avance de la obra, más un pequeño sector de tierra solo en sentido Sur -> Norte. La colectora Oeste está muy pronta a terminar y con maquinarias en continuo movimiento, en el mapa se aprecian en violeta los tramos habilitados y en verde claro el que está en ejecución. En el sector del aeropuerto se encuentran trabajando en una pista curva entre la nueva traza y la colectora Este, todo indica que completaría el acceso al aeropuerto ubicado al oeste de la ruta ya que no se ven vínculos entre este nuevo carril y la colectora Este. El cruce con Malvinas quedó reducido a un triángulo, es decir no tiene cambios respecto a la configuración anterior; en el aeropuerto es de esperarse que haya semáforos, ya que de con paso a nivel no veo otra forma prolija de resolverlo, además de que Bonfanti hizo referencia a la futura presencia de semáforos; en avenida Alvear no se ve otra alternativa que seguir con el interminable semáforo. Desde Alvear en adelante solo se ve el rellenado, ninguna obra en el viaducto ni en el puente sobre el río Negro. Como recuerdo del alcance original quedó el terraplén para la nueva traza entre la RN16 y el autódromo. En la parte eliminada del sector Sur no se alcanzó a realizar ninguna obra, y de hecho permanecen unos 3 lomos de burro que permiten a los barrios ubicados a ambos lados incorporarse a la ruta por un gran número de calles a costa de enlentecer el tránsito de la RN11.

Zona de “El Triángulo”, si bien las calzadas están divididas no permiten la circulación todo el trayecto de dos vehículos a la par, a la izquierda se ve la tierra trabajada para la futura calzada. Este extenso terraplén acompaña la ruta desde aquí hasta el autódromo.

Durante 1 año y medio mi trabajo me hizo tomar el tramo entre RN16 y el canal 16 a diario, los 7 kilómetros los recorría en casi 20 minutos, hacerlo en bicicleta me llevaba solo unos 15 minutos más (respetando semáforos desde ya). En la licitación del segundo Puente Chaco-Corrientes está incluida la circunvalación de RN11, unos 2 o 3 km más al Sur del cruce con canal 16 y hasta el autódromo (traza aproximada en marrón), es decir una alternativa a la totalidad de la obra original de esta autovía que por tanto queda relegada en importancia como una travesía urbana, travesía insufrible para quienes deben atravesar Resistencia.

En la zona del puente sobre el río Negro no se aprecia ningún trabajo del nuevo viaducto ni ampliación del actual.

¿Falta mucho? Es la primera vez que lo recorro con algo de optimismo, no parece demasiado lo necesario para habilitar el tramo entre Malvinas y Alvear, lejos el peor de todos y aun cuando tenga semáforos será un aliciente importante; si tuviera que arriesgar una fecha diría que puede ser antes de fin de año. Del resto sí no espero nada, seguramente comenzarán con los trabajos al finalizar los 2 primeros kilómetros; la sección entre 25 de Mayo y el río Negro debería ser rápida, pero los viaductos sobre FFCC Belgrano y río Negro definitivamente no, y a este ritmo con seguridad que el 2019 no será el año en que se terminen.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *