Novedades entre la lluvia

Antes de las lluvias récord del 8 de enero que acapararon todos los esfuerzos municipales hubo algunos anuncios interesantes en cuanto a obras para este año que inicia. Algo esperable dado que arrancábamos sin novedades en este frente, justo en el año en que se renuevan todos los cargos ejecutivos.

Gran Toba

El 7 de enero el intendente llamó a licitación para la pavimentación de 400 metros en la calle Marcelo T. de Alvear entre calles Etcheberrigaray y Nazareno Rosciani, con un costo de $14,09 millones o casi $5,7 millones por cuadra, resultando una de las obras más costosas (ver debajo el costo de $2 millones por cuadra para la obra de Sargento Cabral).

La calle Etcheberrigaray se presenta como una “S” en el cruce con Marcelo T. de Alvear, estando la parte Sur a 300 metros de Rosciani, y la Norte a 325 metros; los 400 metros evidentemente son un error. Acá les dejo el mapa con la obra:

Ver pantalla completa

La obra es importante ya que será un acceso principal a todo el Gran Toba, aun cuando el acceso principal según el plan del IPDUV iba por la prolongación de la avenida 25 de Mayo que bordea la laguna Toba. Con esta cuadra y algunas más podría pensarse en un servicio de transporte público que llegue hasta el populoso barrio.

Completar (casi) la Chacra 126

La chacra 126 delimitada por Alvear, Hernandarias, Marconi y Alberdi era una de las candidatas a ser la segunda en ver todas sus calles completamente pavimentadas. Solo restan 17,5 cuadras, algo más que las 6 cuadras que restan en la chacra 122 (delimitada por 25 de Mayo-Hernandarias-Alvear-Mac Lean). Y según este acuerdo del Municipio con la Dirección de Vialidad Provincial del 3 de enero casi lo lograría.

Primero remarco la peculiaridad de la obra, donde lo ejecuta DVP pero lo financia el Municipio. Y en segundo aclaro el “casi”: de acuerdo al detalle de cuadras a ejecutar se han olvidado de una calle ciega, el Pasaje Arazá que parte desde Avenida Belgrano y finaliza 20 metros antes de llegar a la calle Dónovan.

A continuación les dejo el plano, marcando en rojo las cuadras especificadas, en amarillo el pavimento pre-existente, y en verde la cuadra omitida.

Ver pantalla completa

Como entre Alvear y Marconi hay 9 calles en vez de 8 (las 8 primeras son un poco más cortas y la última cuadra tiene media cuadra de longitud), traduciendo las cuadras a calles estándar las 18 cuadras anunciadas son en realidad 16,5 cuadras.

Finaliza el acuerdo informando que por el mismo convenio habrá 7 cuadras más en la chacra 125 (delimitada por Marconi, Alberdi, Malvinas y Mac Lean), contigua a esta, y jugando un poco al misterio no especifica cuáles. El Municipio ha venido trabajando con varias cuadras en el bario San Miguel por lo que quizás esté allí (completar la calle Cangallo sería una opción), aunque lo más lógico sería extender Necochea hasta Malvinas o pavimentar Ricardo Rojas o Larreta entre Belgrano y Alberdi, pero en ningún caso se llega a las 7 cudras prometidas. Desplazando el mapa podés ver cuáles calles faltan pavimentar en la zona.

Sargento Cabral y otras en Villa Prosperidad

El 3 de enero se llamó a licitación una obra incumplida el año pasado: la extensión de 5 cuadras de pavimento de la calle Sargento Cabral hasta la avenida Nicolás Rojas Acosta, más dos laterales entre Cabral y Laprida, y un agregado al original para acceder a la escuela de gestión privada Emilio Lamarca.

En total son 8 cuadras o 1 kilómetro, a un costo de $14 millones o $1,75 millones por cuadra:

  • Sargento Cabral entre José Hernández y Nicolás Rojas Acosta: 5 cuadras o 625 metros
  • San Francisco Solano entre Laprida y Sargento Cabral: 1 cuadra o 125 metros
  • Padre Distorto entre Laprida y Sargento Cabral: 1 cuadra o 125 metros
  • Juan Ramón Lestani entre Nicolás Rojas Acosta y Ramón Vázquez: 1 cuadra o 125 metros

Anunciada como exclusiva de Villa Prosperidad avanza una cuadra (Cabral entre José Hernández y Vélez Sársfield) sobre el barrio Asunción. La obra resulta importante por varios motivos:

  1. Transporte urbano: forma parte del recorrido de las dos variantes de la línea 2 que vincula a Villa Prosperidad con el centro
  2. Forma parte de la corona del casco céntrico sin pavimentar: todas las cuadras a excepción del acceso a la escuela se hallan a un máximo de 3 cuadras de la esquina del casco céntrico de Laprida y Vélez Sársfield
  3. La zona entre Laprida y Rissione casi no ha tenido obras en esta gestión: entre Sarmiento, Laprida, Rissione y el límite con Barranqueras hubo una sola cuadra que corresponde a la avenida Vélez Sársfield entre Laprida y Cabral, estas 8 cuadras reivindican esta populosa y añeja zona de la ciudad. La chacra 191 (Rissione-Vélez Sársfield-Laprida-Sarmiento) era en 2015 la quinta chacra entre las contiguas al casco céntrico por cantidad relativa de pavimento, hoy es la octava y última, y de hecho lo seguirá siendo al finalizar esta obra.
  4. El acceso a una escuela: resulta interesante promover el hormigonado a establecimientos de relevancia, Capitanich como gobernador ya había propiciado el pavimento sobre la UEP San José Obrero. Aunque debería extenderse la situación también a escuelas públicas
  5. Integrar la avenida Vélez Sársfield: el tramo de 1 cuadra entre Laprida y Cabral para dicha avenida tendrá mucho mayor valor ahora que permitirá conectar con otra calle pavimentada.

Como siempre les dejo el mapa para ubicarse:

Ver pantalla completa

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *