Construcción de pavimento en Villa Universidad

Ya se encuentran en ejecución parte de las obras licitadas el 8 de marzo de 2016 sobre 10 cuadras en Villa Universidad.

Las primeras calles beneficadas son la Santiago de Liniers entre Lavalle y San Juan, donde ya se encuentra colocada la capa base, mietras que en la calle San Juan entre Liniers y Avenida de los Inmigrantes se están realizando tareas de preparación de suelo.

La calle Liniers no es la más cercana pero es de algún modo la más importante porque es la única que vincula con la Avenida Guerrero siendo acceso a los barrios Villa Gonzalito y Santa Catalina.

JS Bin

Calles del Gran Resistencia con y sin pavimento

Según mis cálculos un 31% de las cuadras de Resistencia está pavimentada, cifra que aumenta a 34% si tomo las cuadras dobles como cuadras separadas (más abajo explico qué son cuadras dobles). Mover 1% hacia arriba el indicador supone que hay que pavimentar 85 cuadras o 10,7 km, esto suponiendo que no se abren calles nuevas.

Mi medición incluyó 8 parámetros: cuadras, kilómetros, cuadras dobles, kilómetros dobles, cuadras pavimentadas, kilómetros pavimentados, cuadras dobles pavimentadas y kilómetros dobles pavimentados.

A falta de un nombre mejor cuadras dobles me sirve para separar aquellas vías que tienen carriles distintos, como la Avenida 9 de Julio que tienen en casi toda su extensión 2 carriles, de manera que las 8 cuadras de la 9 de Julio entre Las Heras y Chaco se transforman en 16 cuadras dobles; algunas avenidas como la Hernandarias del 0 al 800 tienen 3 carriles, así que allí serían 24 cuadras dobles.

Más de uno se preguntará ¿para qué contar cuadras y kilómetros si 1 cuadra=100 metros y por tanto 10 cuadras = 1 kilómetro, no hace falta mucha ciencia para sacarle un cero y convertir las 5 mil cuadras de pavimento en 500 km. Un detalle no menor es que las cuadras tienen 100 metros de esquina a esquina, no computa el espacio de la calle, así que en el casco céntrico y en las chacras aledañas (¿qué es una chacra?) que intentaron mantener ese esquema de damero perfecto 8 cuadras = 1 kilómetro, y cada cuadra de eje a eje de calle tiene 125 m. Pero además sirve para evitar errores en aquellos lugares donde las cuadras tienen no 125 m de eje a eje sino 100, 50, 250 m o el número que se te ocurra, los kilómetros simplifican la tarea. Y estos casos son la norma a medida que me alejo unos 2 km de la plaza central.

Refinando el análisis Resistencia tiene 8550 cuadras o 1078 km, si tomamos cuadras dobles el número se eleva a 10284 cuadras o 1304 km; de este total hay pavimentados 2620 cuadras o 332 km, 3461 cuadras dobles o 437 km dobles. El análisis está bastante cerca del que hizo Capitanich en su campaña: en su ya clásica catarata de números él hablaba de 9700 cuadras con un total de 2850 pavimentadas, es decir un 29,38% del total. La diferencia radica en la cantidad de cuadras totales, que supera mi estimación en un 13% para las totales y 9% las pavimentadas. Mi análisis lo cuelgo acá, el del intendente electo desconozco los parámetros.

Mi medición incluye las rutas nacionales y sus colectoras. Como tenía dudas sobre si computar o no las mismas las medí, la RN16 y sus colectoras, y la RN11 suman en total 250 cuadras simples, 410 cuadras dobles, 37 km simples o 52 km dobles. Esto representa un 3% del total por lo que no tiene gran impacto.

El porcentaje en cuadras o kilómetros no varía, expresarlo en cuadras es más práctico para el sentido común, pero los km son más exactos.

¿Cómo se compara esto con el resto del Gran Resistencia? A las cifras anteriores se le añaden 3343 cuadras, repartidas en su mayoría entre Barranqueras (1648) y Fontana (1320), Vilelas “apenas” 375 cuadras. Esto nos da un total de 11 891 cuadras o 1506 km de los cuales están pavimentadas 3300 cuadras o 416 km. En términos relativos significa un 27% o 30% según contemos cuadras simples o dobles, es decir una caída 4% menos respecto a Resistencia lo que muestra una situación peor en las localidades aledañas.

¿Tiene lógica esta distribución del pavimento entre localidades? Sí y no. Es de esperarse que haya más pavimento en Resistencia por su importancia económica, pero los números están lejos de ser parejos.

La gran beneficiada en esta situación es Puerto Vilelas, que tiene un 44% de pavimento, pero en el cual incluí (quizás caprichosamente) el camino que llega desde el último barrio hasta la costa del río Paraná, ya que se aprecia una sucesión de casas aunque el entorno es rural; si quito esas calles rurales el % aumenta al 50. Llama mucho la atención el alto índice porque Puerto Vilelas estuvo 30 años sin obras en este aspecto, y en 2015 seguían ejecutándose obras.

En el otro extremo la gran perdedora es Fontana, con apenas un 11%, y eso considerando que Fontana fue de las más beneficiadas por el Gobierno provincial en la gestión de Capitanich, con obras como las 8 cuadras de Avenida Augusto Rey, 16 de la 25 de Mayo, 40 cuadras en el casco céntrico, o la prolongación del pavimento de la Diagonal Cabral. Queda claro que si hay una ciudad que merece el esfuerzo es esta urbe de explosivo crecimiento en las últimas décadas (pasó de menos de 10 mil en 1980 a 32 mil en el censo de 2010); crecimiento que además pareciera estar subvalorado por el censo ya que Fontana tiene el 60% de la población de Barranqueras, pero en calles la diferencia se reduce al 80%.

Barranqueras tiene un 22%, un porcentaje menor que Resistencia pero lejos del extremo de Fontana.

Chacras que están más cerca de pavimentarse en su totalidad

Considerando que todo el casco céntrico está pavimentado, el próximo paso considerando la extensión que ha tomado Resistencia es que las chacras (¿qué es una chacra?) aledañas al centro también deberían estarlo. Tengamos en cuenta que hay chacras que están a 7 km del centro, y que hasta a 4 km del centro la urbanización es casi total.

¿Cuál es entonces la chacra que está más cerca de terminarse? La respuesta sin dudas sorprende porque no es aledaña al centro, ni siquiera contigua a alguna de estas, sino que hay que atravesar 2 chacras para llegar al centro: es la 129, delimitada por Marconi, Mac Lean, Malvinas y Hernandarias; tiene 16,5 km de calles y solo 1,2 sin pavimentar (10,5 cuadras aproximadamente), o un 7%. Si conocés la zona no te resultará tan raro, los loteos particulares quedaron reducidos a unas 5 hectáreas y son muy nuevos (después de 2010), el resto son los monoblocks del Barrio España, San Cayetano,y Santa Inés, el barrio Municipales y parte del Santa Inés que son casas individuales pero sobre veredas no sobre calles lo que reduce la extensión a pavimentar; a eso se le suma Villa Don Enrique que es el más extraño, son 4,5 km totalmente pavimentados en su mayoría de calles ciegas. El Santa Inés fue beneficiado con el pavimento de varias calles que lo atraviesan (2 de Abril, Soldado Almonacid y María de Vernet) en 2011en 2015. Las calles sin pavimentar son la Víctor Benítez en Santa Inés y las ubicadas en el loteo nuevo: Falucho, San Roque, San Bernardo y Pío XII.

La que le sigue sí es aledaña al centro, corresponde a la chacra 201 delimitada por Castelli, Alberdi, Édison y Las Heras, que tiene pavimentados 16,5 sobre 18 km, un 88%. Las 17 cuadras que faltan son casi todas paralelas a Alvear: Dodero, Toledo, Seitor, Hardy; y 2 paralelas a Alberdi: Colón y San Lorenzo. Esta chacra fue de las más beneficiadas, en los años 80 el pavimento se limitaba a la calle Colón y avenida San Martín, el resto fue pavimentándose mediante el esquema de acuerdos con los vecinos. Las avenidas Las Heras y Édison que la delimitan también fueron pavimentadas a comienzos de este siglo. Las Heras fue atípico porque primero se pavimentaron las 8 cuadras de una mano y años después la mano contraria.

Luego está la 126 delimitada por Alvear, Alberdi, Hernandarias y Marconi con un 86%; y la 122 delimitada por 25 de Mayo, Hernandarias, Marconi y Mac Lean, con 83% respectivamente; aunque hay una pequeña “trampa” en el valor, ya que se computó la Moreno como pavimentada cuando la misma tiene 2 manos y solo está pavimentada la mano al sur de la vía; si computamos cada mano como una calle distinta (y hacemos lo mismo con las demás avenidas de 2 o 3 manos) la diferencia se estira a 5 puntos. En ambos casos las calles de tierra están alrededor de las 30 cuadras. La 122 fue beneficiada por diversas obras: primero por el pavimento de 8 cuadras de una mano de la Moreno y 4 cuadras de Padre Cerqueira, 16 cuadras alrededor de las torres Sarmiento,y las calles Jujuy y Mendoza por distintos motivos. En cambio la 126 tuvo pavimento con acuerdo de los vecinos más obras del Estado Provincial como las calles Echeverría y 1° de Mayo.

En un 76% están la delimitada por Laprida, Sarmiento, Rissione y Vélez Sársfield (chacra 191), y la de 9 de Julio-Las Heras-Castelli-Chaco (chacra 198), esta última concentrado el problema en Villa Itatí donde no hay calles pavimentadas. La delimitada por Laprida y Sarmiento fue beneficiada con el pavimento de 1 km de Rissione en 2008 y se completó la José Hernández en 2009. La segunda debe ser la gran perdedora de los últimos 20 años, la trama pavimentada practicamente no se modificó, aunque debe destacarse el ordenamiento de las calles en Villa Itatí, anteriormente intransitables.

Con un 73% aparecen la 119 (Lavalle-Ávalos-25 de Mayo-Falcón) y una externa, la 124 donde están los barrios FOECYT y Provincias Unidas. La 119 fue beneficada con 6 cuadras de Lavalle, 3 de Raúl B. Díaz y 3 de Roberto Mora, 4 cuadras de la avenida Rivadavia y hasta 3 cuadras de San Fernando aportado por Carrefour.

Con un 71% pero muy beneficiada por obras aparece la chacra 195 (9 de Julio-Vélez Sársfield, Laprida-Borrini). Entre los trabajos recientes están: Ayacucho entre Vélez Sársfield y Nicolás Rojas Acosta, Avenida Paraguay en el mismo tramo en 2007, Olazábal y laterales para completar la trama posterior del Hospital en 2013, y la Nicolás Rojas Acosta desde Paraguay hasta Laprida en 2010 (y continúa 5 cuadras más) que es a mi entender el más disruptivo pavimento de estos años por adentrarse en una zona marginal.

Un caso atípico es la chacra 277, a 5 km del centro que tiene 75% sin que se hayan hecho obras en los últimos 20 años, pero con la particularidad que internamente no está urbanizada por ser terrenos del Ejército, solo existen las avenidas que la delimitan.

Y así como la 195 fue la gran beneficiada la gran perdedora fue la 116 (Lavalle-Sarmiento-Guerrero-Ávalos/Sabín). 3 obras se hicieron: 3 cuadras de Gerardo Varela, 500 metros de Guerrero y 10 cuadras varias. La primera pese a ser solo 3 cuadras constituye el primer pavimento de Villa Universidad, donde están concentradas las calles de tierra más cercanas al centro, Y la segunda es una repavimentación casi pavimentación nueva porque estaba tan destruido que a efectos prácticos era de tierra. La tercera fue inaugurada en julio de 2016.

¿Qué es una chacra?

La chacra es una división catastral, un cuadrado de un kilómetro cada lado (o sea 1 km² o 100 hectáreas), que cuando se hizo el loteo original de Colonia Resistencia correspondía a lo asignado a cada colono.

Solamente el casco céntrico no posee número de chacra. En la mensura inicial los lotes del centro tenían un cuarto de manzana dentro de las primeras cuatro avenidas (Italia/San Martín-Rodríguez Peña/Moreno-Belgrano/Wilde-Rivadavia/Paraguay), y las restantes manzanas del casco céntrico eran quintas de 1 hectárea. Qué lindo no, los primeros inmigrantes llegaron con lo puesto y hoy serían dueño de 100 hectáreas en plena ciudad o una manzana en pleno centro.

La división en chacras es muy útil por varios motivos, es un cuadrado perfecto y uniforme, sus límites son avenidas que solamente se interrumpen por lagunas o ríos. Si un descampado es urbanizado y la prolongación imaginaria de estas avenidas pasa por allí la misma se respeta salvo que haya un río, laguna, el aeropuerto o la autovía. Al ser sus lados de 1 km facilita la medición.

Hay algunas excepciones, el lote del aeropuerto ocupa varias chacras, es irregular con respecto a las mismas y las interrumpe. Es así como las chacras ubicadas entre el aeropuerto y la Ruta 11 tienen en su lado nordeste hasta 1,1 km. En la zona de Villa Río Negro la Guerrero desaparece y es ocupado su lugar con calles oblicuas al trazado imaginario de Guerrero como Fortín Expedición o Fortín Chilcas, lo mismo con Sabín que es límite pese a estar corrida respecto al trazado imaginario de Ávalos.

Esta cuadrícula perfecta está muy detallada en este trabajo de la investigadora Klappenbach de la UNNE.

En esta imagen extraída del mapa virtual de la Municipalidad se aprecian las chacras en la zona periurbana, separadas por las prolongaciones en muchos casos imaginarias de las avenidas que conocemos en el centro como Chaco, Borrini, Ávalos o Hernandarias por nombrar algunas. También se aprecia el lote irregular del aeropuerto.

¿Es factible pavimentar 5 mil cuadras?

Capitanich aseguró durante toda su campaña a intendente que es perfectamente posible pavimentar 5 mil cuadras, entonces hice un cálculo sencillo. 5 mil cuadras en cuatro años son 1.250 por año, cada año tiene 52 semanas, así que son 24 cuadras por semana. Sus números contrastan con los 410 que asegura hizo la gestión de Aída Ayala en 12 años.

La verdad trato de imaginarme que cada semana haya 24 cuadras terminadas y suena espectacular, tan espectacular que no cierra, hasta por un tema de factibilidad técnica, las cuadras se realizan en cuánto tiempo de obra ¿un mes? Para obras sencillas, no para las que llevan un desagüe importante o mucho relleno. Eso significa que todo el tiempo tendría que haber 100 cuadras en ejecución, sería casi imposible no chocarte con alguna máquina trabajando en el camino a tu trabajo ¿hay tantas máquinas? Basta ver cómo quedaron paradas tantas obras que arrancaron para el final de la campaña con pésimas consecuencias sobre la zona Norte por ejemplo muy complicada con las inundaciones por el pavimento a medio terminar. Eso por no hablar de las prometidas que no arrancaron: pavimento en Villa Itatí, al Sur de Soberanía…

Había ideado varias formas de que el número tuviera alguna trampita, pero acá y acá lo expresa con una claridad que no dejan margen a duda. La más fácil era decir que el proyecto era a 8 años, pero dice que es en 4 y el primero con “financiamiento asegurado”, así y todo suponiendo que el proyecto es a 8 años 12 cuadras por semana es un número complicadísimo. También pensé en que quizás está contando las obras de la autovía de la RN11, pero aun sumando colectoras a ambos lados y contando ambas calzadas como nueva son 8 km x 4 carriles=32 km= 256 cuadras, lo que se debería hacer en 2 meses y medio (¿cuánto hace que vienen construyendo la autovía de la RN11?), es muy poco.

10 días después de asumir ya dijo que son 1000 cuadras en una etapa inicial (¿cuál es la “etapa inicial”? imposible saberlo con nuestros brillantes medios locales). Incluyó en eso repavimentación, primero pensé un poco tramposo pero en definitiva si son calles destruidas no está mal.

No hubo que esperar mucho para ver bajar el número, 3 meses después de asumir ya bajó la cifra a 2400, o sea un poco menos de la mitad (o una reducción del 52% respecto de su objetivo inicial para hablar como le gusta a Capitanich, con muchos números). Si son 2400 el número de 1000 quedaría largo para un año, tendría que realizar 600 cuadras en su primer ciclo, u 11 por semana. En este sitio voy a ir actualizando el “pavimentómetro”, donde detallo las cuadras que viene realizando y a cuánto llegaría de mantenerse este ritmo.