Villa Prosperidad y avenida Édison

El 24 de julio se había anunciado la ejecución de una segunda etapa de Villa Prosperidad, uno de los barrios cercanos al centro con menor cantidad de infraestructura, sin embargo no se había especificado el alcance, solo se mencionaba que consistía en “3 cuadras”. En esta nota había hecho un análisis de cuáles podrían ser esos 3 bloques beneficiados.

El 20 de agosto recorrí la zona y encontré las 3 cuadras a un ritmo bastante avanzado, en la que era una de las alternativas que había evaluado como posible: extender la calle Sargento Cabral hasta Vázquez y unir el pavimento de Lestani y Cabral con la avenida Laprida mediante la mencionada calle Ramón Vázquez. En total son 375 metros o 3 cuadras. A continuación un mapa de la obra en rojo y verde otros tramos habilitados este año:

Leyenda

Como se puede apreciar esta nueva malla cierra un circuito que incluye a la cuadra de Juan Lestani a su paso por la UEP Francisco Lamarca, que había quedado casi aislada, solo vinculándose con el pavimento de Nicolás Rojas Acosta. El pavimento de Ramón Vázquez (con sentido de circulación ascendente) permitirá que Juan Lestani tenga sentido único hacia el centro, generándose un flujo de tránsito más ordenado al momento de la salida de los alumnos. Amén de eso no se aprecia otro valor estratégico en estas 3 cuadras, quedando nuevamente relegadas otras calles donde circula el transporte público o de conexión troncal en la zona como lo son la avenida Rojas Acosta, la calle León Zorrilla o la calle Lonardi.

Avenida Édison entre Cocomarola y Arribálzaga

Tras recorrer la obra de Édison entre Urquiza y Cocomarola, Capitanich indicó que se espera para la primer semana de septiembre la inauguración de esta obra trascendental. Pero además informó que a continuación se proseguirá con el pavimento hasta la avenida Arribálzaga, popularmente conocida como "calle 25" y una de las avenidas más transitadas que aun siguen siendo de tierra.

Leyenda

Creo que la avenida Édison es la gran obra de Capitanich, ya que hay que sumar el tramo inaugurado en 2016 desde Chaco a Urquiza. La Édison corre como un gran eje troncal a mitad de camino entre Castelli y Soberanía Nacional, con un tránsito incesante de vehículos, motocicletas y transporte público. Solo el mantenimiento con ripio debe implicar un ahorro millonario en el presupuesto municipal. Si hoy —con el tramo entre Édison y Cocomarola todavía en ejecución— me paro en la esquina de Édison y Arribálzaga, debo hacer 1 kilómetro para encontrar el pavimento más cercano, sea en Urquiza, en Soberanía o en la avenida Castelli; finalizados los trabajos habrá que ir hasta Édison y Facón Grande (calle 29) para encontrarse a una distancia superior a los 500 metros. La Édison no termina allí, sigue con su tránsito intenso hasta la avenida España, límite con Barranqueras, e incluso en Barranqueras avanza dos kilómetros más para recién ahí morir en Gaboto. Una política de Estado consistente tomaría la pavimentación de todo el trayecto como una altísima prioridad, que bien podría haber sido hecha con aportes provinciales que beneficiarían a 2 municipios en lugar de destinarlos a intrascedentes cuadras cerca del centro.

Si se hubiera puesto el mismo énfasis en pavimentar otras avenidas o calles troncales esta gestión hubiera pasado definitivamente a la historia, pero entre las 600 cuadras que se concretarán en estos 4 años, solamente 85 corresponden a avenidas (Italia, Édison, Chaco, Los Hacheros, Rosas, Doctor Ramírez, Vélez Sársfield y Lavalle) y otras 80 a calles troncales; es decir, más del 70% corresponden a obras menores, exactamente al revés de lo que debería ser.

Como punto también a resaltar está una obra que a decir de varios es la verdadera impulsora de este pavimento: el auditorio Portal del Cielo de la Iglesia Cristiana Internacional (popularmente conocida como la del "Pastor Ledesma"). Con capacidad para 18 mil espectadores es una obra colosal, que demuestra la capacidad de convocatoria y penetración de iglesias evangélicas, sobre todo si consideramos que esta es una —la más exitosa probablemente— de tantas que pueban la periferia urbana. Capitanich participó y hasta habló en el mega evento Invasión del Amor de Dios de la misma Iglesia. El movimiento que generan las reuniones dominicales desatan un pequeño caos vehicular y no suena descabellado creer que Capitanich negoció la obra de infraestructura a cambio de algún apoyo para su proyecto político.

Con las elecciones también apareció Vilelas

Según se informó en medios locales, Puerto Vilelas arranca el último tramo de esta gestión con obras de pavimento, entre ellas la única de pavimento nuevo en estos 4 años.

Rosas entre Facundo Quiroga y Santa Lucía

415 metros tiene la calle Rosas entre Quiroga y Santa Lucía, algo más de 3 cuadras estándar. Rosas es una prolongación de la avenida Édison, interrumpida por la zona de bajos que hay después de Gaboto (antes de Gaboto también hay bajos pero la Édison avanza mediante un terraplén), aunque con el ancho de una calle normal. Vilelas aun siendo el más pequeño y probablemente el más pobre de los 4 municipios del Gran Resistencia es el que más pavimento tiene, y esta es una de las pocas calles que le falta pavimento de las arterias principales, cuesta mucho encontrar un punto a más de 200 metros del hormigón.

Ensanche de avenida San Martín

No encontré información oficial del alcance de esta segunda etapa de ampliación de la avenida San Martín, la avenida troncal de Puerto Vilelas. Hice una recorrida presencial y todo indica que va desde la rotonda de San Martín y Castelli hasta el comienzo de la sección ampliada. Los trabajos consisten por ahora en una tercera faja de hormigón pegada al carril que va hacia el Sur (es decir, desde Resistencia hacia Vilelas), que a inicios de agosto se trabajaba muy cerca de la rotonda.

Es de suponer que dicha faja alcanzará la existente a la altura de la calle Democracia, y que se realizará una faja idéntica junto al otro carril para ampliar también el sentido hacia el Norte (es decir hacia Resistencia). Este carril extra hacia el Norte se encuentra hoy a partir de la calle Ayacucho, unos 85 metros después de Democracia, y a partir de dicha calle la avenida San Martín presenta un pequeño cantero central hasta el cruce con avenida Soberanía Nacional. De esta manera la avenida San Martín tendría dos calzadas separadas a lo largo de sus primeros 2 km, los más urbanizados y de mayor tránsito.

Repavimentación calle Avellaneda

En 2018 con la presencia del Gobernador inauguró posiblemente su obra más insignificante: la ampliación de 100 metros de una calle perpendicular a Avellaneda en el barrio El Pescador, calle que sirve de acceso a la planta de silos de la Asociación de Cooperativas Argentinas y a unas 3 manzanas con viviendas. Peppo había prometido continuar esa obra que sin embargo fue pronto abandonada. Ahora se está trabajando en la repavimentación de la calle Avellaneda, que estaba ciertamente destruida.

Nuevas licitaciones, información incompleta y ¿error?

Estamos llegando a lo que seguramente serán las últimas obras de Capitanich, ya no queda tiempo para anuncios que terminen antes de las elecciones, o al menos que muestren un grado de avance que puedan torcer el voto. El 24 de julio la oficina de Prensa distribuyó entre los medios digitales el anuncio de nuevas licitaciones, el cual desgraciadamente ha sido redactado con muchas carencias o errores.

Villa San Juan: Silvano Dante y Juan B. Justo

La primer obra anunciada son 4 cuadras en Villa San Juan, que resultó uno de los barrios fetiche del gobernador para el pavimento (el otro es la zona de López Piacentini). Con claridad informa que corresponde a 3 cuadras de Silvano Dante entre 9 de Julio y Obligado, y una de Juan B. Justo entre Dante y Ángel Busto. Buen complemento para las 2 cuadras ya habilitadas de Dante entre Obligado y Rodríguez Peña. A su vez Juan B. Justo permite cerrar la malla hasta Dante inclusive. Así planteado si uno se para en 9 de Julio tendría desde el centro y hasta la calle Dante/Patiño un mínimo de 2 cuadra hacia el Norte y 5 cuadras hacia el Sur siempre con pavimento, a excepción del olvidado Pasaje Chaco.

Lo llamativo aquí es que en la Resolución 1090/19 se había adjudicado a la empresa Melmix la entrega de hormigón para que el Municipio mediante obra por administración pavimente varias cuadras, entre ellas Silvano Dante entre 9 de Julio y Obligado. La calle Juan B. Justo no estaba incluida, mientras que sí lo estaban otras que ya están habilitadas, algunas en obras y otras que no iniciaron ni están aquí incluidas. Si no entiendo mal el Municipio compró hormigón y ahora hace una licitación para que un privado use ese hormigón. En el siguiente mapa quedan en rojo las calles incluidas, en verde las que están actualmente en obras, en lila las que estaban en la Resolución 1090/19 pero no en esta, y en amarillo el pavimento pre-existente.

Ver pantalla completa

Pasaje Pellegrini

También se licita 1 sola cuadra del “Pasaje Pellegrini” entre el 1900 y el 2000, o sea desde Montaner hacia Gonzevat de Cabral, calle que viene desde Vélez Sársfield pero muere antes de alcanzar Pellegrini. El error aquí es llamar Pasaje Pellegrini a la calle que según el mapa oficial es Pellegrini a secas. “Vendrá a completar la obra anterior realizada con el aporte de los vecinos” dijo Arévalo, el Secretario de Obras Públicas, y así se ve, al ser un pasaje ciego no cumple otra función que completar la infraestructura de los vecinos de la cuadra, donde se observan casas de un nivel socioeconómico medio-alto.

Ver pantalla completa

Villa Prosperidad – etapa 2

Para el final dejé el misterio, ya que lo único que indica es que están en Villa Prosperidad y que son “3 nuevas cuadras adicionales a las que se han inaugurado recientemente”. Comenta cuáles son varias de las cuadras ya inauguradas (en rojo en el mapa) pero ni una pista de cuáles serían las de la etapa 2. Adicional a la etapa 1 de Villa Prosperidad se están ya terminando 3 cuadras de Distorto que marco en lila, pero no creo que ubiquen eso en Villa Prosperidad ni que estén licitando algo ya terminado. ¿Vélez Sársfield quizás? Sería la mejor opción pero lo dudo, lo habrían anunciado directamente. Me inclino o por continuar dos cuadras Lestani hasta Patrón y unirla con Patrón a Cabral, o bien llevar Cabral hasta Beltrán y unirla a Laprida o Lestani con Beltrán o con Vázquez. Otra opción es que esté en alguno de los barrios lindantes con Villa Prosperidad, lo que nos abre muchas buenas opciones.

Salvo que esté fuera de Villa Prosperidad o que sea un muy lento avance por Vélez Sársfield, la obra caería nuevamente en la intrascendencia.

Ver pantalla completa

Más proyectos para arrancar el año electoral

Terminando enero nos encontramos con la promesa de varias licitaciones, ya habíamos publicado las obras anunciadas en la primer quincena del mes en el Gran Toba, chacra 126 y Sargento Cabral. Esta segunda quincena la intendencia prometió dos obras muy menores en López y Planes y el barrio Santo Domingo, y una trascendente como es la prolongación de 4 cuadras de avenida Édison.

Febrero nos dará seguramente varias inauguraciones ya que están terminados los trabajos en SUPE-UOM Etapa 2 y 3 y en Villa Elisa. Llaponagat etapa 3 está concluyendo y actualmente trabajan en la calle Alem que es la única que falta. La obra de Lavalle y Andreani está lista en Lavalle a excepción de las bocacalles, incluso se puede circular normalmente por ella, mientras que en Andreani está bastante avanzada. Por su parte, Villa Mitre tiene todo concluido a excepción de Viuda de Ross donde avanzan a paso firme tras haber finalizado importantes tareas de desagüe y la apertura de la calle Don Bosco entre Zapico y Viuda de Ross, y tampoco hay hormigón en la esquina de Brown y Portela; resta saber si la demorada apertura de calle Brown y su pavimentación entre Portela y Brown quedará para otra oportunidad. Finalmente el carril Norte de la avenida Rodríguez Peña también presenta avances importantes entre Bosch y Doctor Parodi, con muchas calles ya listas incluso el cordón cuneta, pero donde no hubo ningún movimiento sobre las bocacalles.

Volviendo a las promesas, la primera es apenas 1 cuadra o 125 metros de López y Planes entre León Zorrilla y Asunción, completando el pavimento de López y Planes desde 9 de Julio hasta la laguna Francia. En estos últimos 3 años los únicos trabajos en toda la chacra comprendida entre Sarmiento, Rissione, Laprida y Vélez Sársfield corresponden a una cuadra doble de Vélez Sársfield, más la licitación fallida y ahora vuelta a encarar de Sargento Cabral entre José Hernández y Vélez Sársfield.

Ver pantalla completa

La gestión del Barrio Santo Domingo es una obra originalmente de 6 cuadras consensuada con los vecinos en marzo de 2018, y en noviembre recortada a 250 metros o 2 cuadras vinculadas en forma de “L” al pavimento existente en avenida Lavalle. La primer cuadra es Raúl B. Díaz entre Lavalle y Gerardo Varela, y la segunda Gerardo Varela entre Raúl B. Díaz y Roberto Mora. Por su extensión y forma el impacto será mínimo, apenas para los vecinos de la cuadra y quizás para el barrio Santa Clara que tiene en la calle Raúl B. Díaz una de sus dos vías de comunicación al centro.

Ver pantalla completa

Para el final el plato fuerte, 4 cuadras o 500 metros dobles de la avenida Édison entre Urquiza y Cocomarola, empalmando con la obra que había llevado el pavimento de la Édison desde Chaco hasta Urquiza, a mi entender la obra más importante de esta gestión. Todavía resta 1 kilómetro y medio para alcanzar el límite del ejido municipal en avenida España, completamente poblado a ambos lados y con intenso tránsito, pero estas 4 cuadras tendrán un impacto mayúsculo acercando infraestructura al cuadrado olvidado que representan las 400 hectáreas entre Castelli, Urquiza, Soberanía y España. De hecho será la primer obra en toda la zona a excepción de dos cuadras inexplicablemente aisladas en La Rubita. Y también una verdadera lástima que se hayan destinado recursos a cuadras intrascendentes en lugar de volcarlos en las 8 cuadras de Cocomarola entre Castelli y Édison, complemento ideal de esta sección. Ojalá signifique un cambio de rumbo que priorice avenidas troncales y calles de circulación del transporte público.

Ver pantalla completa

Para entender la importancia de la avenida Édison basta observar el Gran Resistencia en el mapa. El área metropolitana se nota con claridad alrededor de un eje Noroeste – Sudeste, vinculando Resistencia con sus puertos (Barranqueras y Puerto Vilelas) y Fontana, un antiguo caserío industrial de dos núcleos que creció cercana a las estaciones de ferrocarril anteriores a Resistencia, una de las cuales corresponde al levantado Ferrocarril Santa Fe. De hecho si seguimos esta línea nos encontramos con Puerto Tirol, otro viejo caserío industrial sobre el ferrocarril, que es la localidad más cercana a integrarse con nuestra área metropolitana.

Una sola avenida comunica todas las áreas, la dupla Alvear-Castelli, que a lo largo de 14 kilómetros vincula los 4 componentes del Gran Resistencia. El otro eje importante son las avenidas 25 de Mayo y 9 de Julio, de idéntica longitud pero cortada por la plaza 25 de Mayo y con el inconveniente de ingresar de lleno al conflictivo centro resistenciano. Hacia el Norte resulta muy difícil la integración de un camino completo, ya que se encuentra asediado por lagunas. Estas lagunas son vestigios de cauces abandonados del río Negro, los cuales aumentan a medida que nos acercamos al río y su desembocadura; hay proyectos dando vueltas de pavimentar el viejo terraplén del Ferrocarril Santa Fe y de abrir Lavalle hasta la RN11, pero por ahora son apenas ideas. Al Sur el único accidente geográfico de importancia era el riacho Arazá, rellenado en casi todo su recorrido por Resistencia, lo cual colaboró en el avance urbano mucho más nítido sobre la zona Sur respecto a la zona Norte. Luego de Alvear-Castelli viene la Marconi-Édison, y finalmente el tándem avenida Malvinas Argentinas – Soberanía Nacional, que es el otro gran eje pavimentado con 12 kilómetros, sin embargo la Malvinas no llega a Fontana porque el predio del Aeropuerto la interrumpe.

Entonces tenemos que la zona Sur -mucho más poblada que la Norte- tiene un solo eje completo y uno que no puede prolongarse, mientras que la Marconi-Édison tiene un total hoy de 6 kilómetros pavimentados sobre 16 posibles que unirían Fontana casi desde su límite con Tirol hasta Puerto Vilelas. Circula el transporte público, come toneladas de ripio todos los años para sostenerla con el peligro que representa para motociclistas el ripio recién colocado… no se me ocurre otra avenida que amerite más el esfuerzo de pavimentarla que el eje Édison – Marconi.

Novedades entre la lluvia

Antes de las lluvias récord del 8 de enero que acapararon todos los esfuerzos municipales hubo algunos anuncios interesantes en cuanto a obras para este año que inicia. Algo esperable dado que arrancábamos sin novedades en este frente, justo en el año en que se renuevan todos los cargos ejecutivos.

Gran Toba

El 7 de enero el intendente llamó a licitación para la pavimentación de 400 metros en la calle Marcelo T. de Alvear entre calles Etcheberrigaray y Nazareno Rosciani, con un costo de $14,09 millones o casi $5,7 millones por cuadra, resultando una de las obras más costosas (ver debajo el costo de $2 millones por cuadra para la obra de Sargento Cabral).

La calle Etcheberrigaray se presenta como una “S” en el cruce con Marcelo T. de Alvear, estando la parte Sur a 300 metros de Rosciani, y la Norte a 325 metros; los 400 metros evidentemente son un error. Acá les dejo el mapa con la obra:

Ver pantalla completa

La obra es importante ya que será un acceso principal a todo el Gran Toba, aun cuando el acceso principal según el plan del IPDUV iba por la prolongación de la avenida 25 de Mayo que bordea la laguna Toba. Con esta cuadra y algunas más podría pensarse en un servicio de transporte público que llegue hasta el populoso barrio.

Completar (casi) la Chacra 126

La chacra 126 delimitada por Alvear, Hernandarias, Marconi y Alberdi era una de las candidatas a ser la segunda en ver todas sus calles completamente pavimentadas. Solo restan 17,5 cuadras, algo más que las 6 cuadras que restan en la chacra 122 (delimitada por 25 de Mayo-Hernandarias-Alvear-Mac Lean). Y según este acuerdo del Municipio con la Dirección de Vialidad Provincial del 3 de enero casi lo lograría.

Primero remarco la peculiaridad de la obra, donde lo ejecuta DVP pero lo financia el Municipio. Y en segundo aclaro el “casi”: de acuerdo al detalle de cuadras a ejecutar se han olvidado de una calle ciega, el Pasaje Arazá que parte desde Avenida Belgrano y finaliza 20 metros antes de llegar a la calle Dónovan.

A continuación les dejo el plano, marcando en rojo las cuadras especificadas, en amarillo el pavimento pre-existente, y en verde la cuadra omitida.

Ver pantalla completa

Como entre Alvear y Marconi hay 9 calles en vez de 8 (las 8 primeras son un poco más cortas y la última cuadra tiene media cuadra de longitud), traduciendo las cuadras a calles estándar las 18 cuadras anunciadas son en realidad 16,5 cuadras.

Finaliza el acuerdo informando que por el mismo convenio habrá 7 cuadras más en la chacra 125 (delimitada por Marconi, Alberdi, Malvinas y Mac Lean), contigua a esta, y jugando un poco al misterio no especifica cuáles. El Municipio ha venido trabajando con varias cuadras en el bario San Miguel por lo que quizás esté allí (completar la calle Cangallo sería una opción), aunque lo más lógico sería extender Necochea hasta Malvinas o pavimentar Ricardo Rojas o Larreta entre Belgrano y Alberdi, pero en ningún caso se llega a las 7 cudras prometidas. Desplazando el mapa podés ver cuáles calles faltan pavimentar en la zona.

Sargento Cabral y otras en Villa Prosperidad

El 3 de enero se llamó a licitación una obra incumplida el año pasado: la extensión de 5 cuadras de pavimento de la calle Sargento Cabral hasta la avenida Nicolás Rojas Acosta, más dos laterales entre Cabral y Laprida, y un agregado al original para acceder a la escuela de gestión privada Emilio Lamarca.

En total son 8 cuadras o 1 kilómetro, a un costo de $14 millones o $1,75 millones por cuadra:

  • Sargento Cabral entre José Hernández y Nicolás Rojas Acosta: 5 cuadras o 625 metros
  • San Francisco Solano entre Laprida y Sargento Cabral: 1 cuadra o 125 metros
  • Padre Distorto entre Laprida y Sargento Cabral: 1 cuadra o 125 metros
  • Juan Ramón Lestani entre Nicolás Rojas Acosta y Ramón Vázquez: 1 cuadra o 125 metros

Anunciada como exclusiva de Villa Prosperidad avanza una cuadra (Cabral entre José Hernández y Vélez Sársfield) sobre el barrio Asunción. La obra resulta importante por varios motivos:

  1. Transporte urbano: forma parte del recorrido de las dos variantes de la línea 2 que vincula a Villa Prosperidad con el centro
  2. Forma parte de la corona del casco céntrico sin pavimentar: todas las cuadras a excepción del acceso a la escuela se hallan a un máximo de 3 cuadras de la esquina del casco céntrico de Laprida y Vélez Sársfield
  3. La zona entre Laprida y Rissione casi no ha tenido obras en esta gestión: entre Sarmiento, Laprida, Rissione y el límite con Barranqueras hubo una sola cuadra que corresponde a la avenida Vélez Sársfield entre Laprida y Cabral, estas 8 cuadras reivindican esta populosa y añeja zona de la ciudad. La chacra 191 (Rissione-Vélez Sársfield-Laprida-Sarmiento) era en 2015 la quinta chacra entre las contiguas al casco céntrico por cantidad relativa de pavimento, hoy es la octava y última, y de hecho lo seguirá siendo al finalizar esta obra.
  4. El acceso a una escuela: resulta interesante promover el hormigonado a establecimientos de relevancia, Capitanich como gobernador ya había propiciado el pavimento sobre la UEP San José Obrero. Aunque debería extenderse la situación también a escuelas públicas
  5. Integrar la avenida Vélez Sársfield: el tramo de 1 cuadra entre Laprida y Cabral para dicha avenida tendrá mucho mayor valor ahora que permitirá conectar con otra calle pavimentada.

Como siempre les dejo el mapa para ubicarse:

Ver pantalla completa